MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Inicio > Efemérides de teatro > “Las piedras se conmovieron con el mito de Edipo”

Efemérides

“Las piedras se conmovieron con el mito de Edipo”

9.7.1982
“Las piedras se conmovieron con el mito de Edipo”

En estos días en que el Festival de Teatro Clásico de Mérida – aquel sueño de de 1933 de Margarita Xirgu, Cipriano Rivas Cherif, Manuel Azaña, Miguel de Unamuno... – inaugura nueva edición y nuevo modelo de gestión, vale la pena recordar uno de sus hitos que sucedió un 12 de julio de hace treinta años: Se abría el Festival – tras un retraso de un mes debido al campeonato mundial de fútbol – con el estreno de El Mito de Edipo Rey, de Sófocles, con dramaturgia y dirección de Stavros Doufexis y versión en español de Agustín García Calvo. La obra fue producida y protagonizada por José Luis Gómez. Si bien la extraordinaria  calidad  del montaje no dio lugar a discusión, algunas semanas después del estreno se hicieron públicas algunas desavenencias entre el Director y el productor y protagonista de aquel "Edipo", que concernían a algunas precisiones del montaje y de la presencia griega en la producción. El espectáculo, contaba con música original de Christodoylos Halaris y la voz de Enrique Morente, más un reparto encabezado por José Luis Gómez, Joaquín Hinojosa, Juan Meseguer y Jeannine Mestre.

 

En Diario 16, leemos que “Las piedras se conmovieron con el mito de Edipo”. Según aquella crónica: “un temblor de emoción sacudió las piedras del proscenio, cuando durante una hora y cincuenta y cinco minutos el grupo de profesionales encabezados por José Luis Gómez nos ofrecieron la fiesta trágica de “El mito de Edipo rey” según la visión totalizadora preparada por el director griego Stavros Doufexis sobre el texto de Sófocles. ¿Y en qué consiste esa visión globalizadora? Es una cuestión de concepto del espectáculo. Doufexis ha recuperado la tradición  griega mediante la conjunción de diversos elementos que estuvieron presentes en las tragedias clásicas”. Dos de esos elementos se pueden apreciar en la fotografía  (Archivo CDT): la importancia capital del coro y el uso de las máscaras. La tercera, esencial, era la música: Christodoylos Halaris mezcló para este espectáculo aromas de oriente con el mejor cante jondo, en la voz de Enrique Morente.

 

El Festival, hace treinta años, tenía un formato diferente. Duraba menos de un mes y se programaron tan solo tres obras. Además del “Edipo” que hemos reseñado, La compañía de José María Rodero presentó Calígula de Camus y Manuel Canseco estrenó una versión de Francisco Rodríguez Adrados de La asamblea de las mujeres de Aristófanes. El presupuesto para la puesta en marcha del Festival, informaba Julián Leal en El País, superaba los 22 millones de pesetas, unos 130.000 euros, “habiéndose incrementado notablemente respecto del año anterior al intervenir una compañía más.”

Buscando
Detener la búsqueda