MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Efemérides de teatro / Antonio García Gutiérrez, el primero en ser aclamado

Efemérides

Antonio García Gutiérrez, el primero en ser aclamado

8.7.1813
Antonio García Gutiérrez, el primero en ser aclamado

“Felicitamos, en fin, de nuevo al autor, y sólo nos resta hacer mención de una novedad introducida por el público en nuestros teatros: los espectadores pidieron a voces que saliese el autor; levantose el telón y el modesto ingenio apareció para recoger numerosos bravos y nuevas señales de aprobación. En un país donde la literatura apenas tiene más premio que la gloria, sea ése siquiera lo más lato posible; acostumbrémonos a honrar públicamente el talento, que ésa es la primera protección que puede dispensarle un pueblo, y ésa la única también que no pueden los gobiernos arrebatarle. “

 Así reseñaba Mariano José de Larra el estreno, en marzo de 1836, de la primera obra de Antonio García Gutiérrez (Chiclana de la Frontera, 5 de julio de 1813 - Madrid, 26 de agosto de 1884), El trovador

 

.Para quien tenga curiosidad por leer completo el artículo de Larra sobre esta primera aparición en las tablas de García Gutiérrez, se puede acceder en este enlace del magnífico portal de la Universidad de Alicante, Cervantes Virtual

Como Larra comenta, este estreno supuso el comienzo de lo que hoy es ya costumbre inevitable, el saludo del autor el día del estreno. Si recordamos que el éxito de Don Juan Tenorio, en su reposición del 1 de noviembre de 1844, dio lugar a la tradición de volver a representar esa obra todos los años en esa fecha, resulta más curioso que el éxito que unos años antes había llevado al hecho insólito del saludo del autor haya caído en el olvido; como, por otra parte, toda su producción.

 En estos días se celebran los doscientos años del nacimiento de este dramaturgo, que coinciden con los doscientos años del nacimiento del músico que lo ha salvado del olvido: Giuseppe Verdi decidió componer una ópera basada en el drama de García Gutiérrez El trovador, que se estrenó en Roma en 1853; y, poco después, compuso otra ópera basada en el drama de García Gutiérrez Simón Bocanegra, que estrena en Venecia en 1857.

 Los eventos que se celebrarán estos días en su ciudad, Chiclana, volverán a llamar la atención sobre este autor, fundamental para entender el teatro español de aquellos años. Además, nos quedan los libros. En la biblioteca del CDT, cuyo catálogo es ya totalmente accesible, encontramos algunos de sus títulos más valorados: El trovador, Nobleza obliga, El caballero leal, La Baltasara, Un duelo a muerte, El paje, El rey monje, Juan Dandolo, Samuel, El Encubierto de Valencia, Simón Bocanegra, Afectos de odio y amor, El tesorero del Rey, La bondad sin la experiencia, Juan Lorenzo, Las cañas se vuelven lanzas; además de los libretos de zarzuela La espada de Bernardo, El Grumete, La Cacería, La vuelta del Corsario, El capitán negrero, Dos coronas y Azon Visconti

 

Por si estos datos no han despertado lo suficiente la curiosidad de los lectores, mencionaremos que, antes del clamoroso éxito de El trovador, García Gutiérrez había llegado a los escenarios ya como traductor en tres ocasiones. La primera, en 1834, con un drama de Scribe: El Vampiro.

 

 

Esta semana debemos celebrar otra efeméride importante referida a la Historia de la Literatura Dramática: el nacimiento, el 10 de julio de 1913, de Salvador Espriu. Dedicamos a Espriu un lugar especial en nuestra nueva edición de la Revista Digital de la Escena, que está a punto de salir.