INAEM
Busca as nosas bases de datos e Catálogos
Vostede está aquí: Inicio / Efemérides de teatro / Arniches y los pasionales.

Efemérides

Arniches y los pasionales.

Teatro Eslava de Madrid, 22.4.1919
Arniches y los pasionales.
El 22 de abril de 1919 se estrenaba en el Teatro Eslava de Madrid 'Las lágrimas de la Trini', de Arniches y Abati.

Carlos Arniches (Alicante, 1866 – Madrid, 1943) fue uno de los autores de más éxito de la primera mitad del siglo XX en nuestro país. Hoy, algunas de sus obras siguen llenando teatros por toda España. Sus comedias están construidas con gran sabiduría y siguen resultando muy divertidas, siempre jugando la baza de unos diálogos llenos de ingenio que provocan hoy como entonces la carcajada del público. Pero el teatro de Arniches no solo pretendía entretener y hacer reír a los espectadores. En sus obras late el pensamiento de un regeneracionista que utiliza esa risa como modo de hacer pensar al público acerca de los vicios y defectos de nuestra sociedad. Así, encontramos en sus comedias la crítica a esos inútiles señoritos de casino de provincias (esa “fruta vana de aquella España que pasó y no ha sido”, como escribiría su coetáneo Antonio Machado) en La señorita de Trévelez, a la corrupción y el caciquismo en Los caciques o a las malas prácticas de la Administración en El señor Badanas. O el ramillete de piezas breves publicado en la revista Blanco y Negro bajo el título común Del Madrid castizo, en el que repasa muchos de los males que ve en la sociedad española de hace un siglo.

El 22 de abril de 1919, después de haber suspendido el estreno del tradicional sábado de Gloria (Al parecer, el muy exigente Arniches no estaba satisfecho y no estrenó hasta no considerar que todo funcionaba), llegó por fin a las tablas del Teatro Eslava de Madrid Las lágrimas de la Trini, de Carlos Arniches y Joaquín Abati, una comedia que fue un gran éxito en aquel estreno de hace cien años y que tuvo docenas de reposiciones a lo largo de las décadas siguientes, aunque poco a poco ha desaparecido de las carteleras. Buena parte del éxito se debió al trabajo de su protagonista, Catalina Bárcena, que encabezaba un reparto en el que participaron Isabel Garcés, Ana M. Quijada, Herminia Peñaranda, Eugenia Illescas, Josefina Infiesta, Soledad Domínguez, Ana de Siria, su marido  Ricardo Simó-Raso, Luis Peña, Manuel Collado (los lectores de estas notas de Efemérides recordarán al Leonardo del estreno de Bodas de Sangre.), Pablo Hidalgo, Jesús Tordesillas, Juan M. Román, Fernando Aguirre, Luis Pérez de León, y los niños José Tornero y Luis Barallo.

Se completaba la velada con un sainete corto, Los pasionales. En Los pasionales, un tipo esperaba a una mujer a la salida de su trabajo como modistilla. La mujer le había dicho basta y el hombre no se resignaba a perder aquella relación – y el dinero que le reportaba - y pensaba dejar claro que mandaba él con los medios que hicieran falta. Otro, un veterano, le aleccionaba: podía amenazar a la mujer con matarla y explicarle que a él no le iba a pasar nada, que con decir al juez que había sido un arrebato pasional quedaría libre. Esos dos golfos, en la pequeña pieza de Arniches, no triunfarán esta vez. Quien quiera conocer la pieza y saber cómo se resuelve puede encontrarla en el volumen El Madrid castizo, publicado en la colección Letras Hispánicas de Cátedra, que, por supuesto, forma parte de los fondos de nuestra Biblioteca, donde se hallará también el Teatro Completo del autor alicantino.

En junio, la compañía de Catalina Bárcena y Gregorio Martínez Sierra sale de gira llevando Las lágrimas de la Trini, Amanecer de Gregorio Martínez Sierra y Casa de muñecas de Ibsen. Una de las plazas de esa gira es Granada, donde conocen a un joven llamado Federico García Lorca, que les lee un poema titulado El maleficio de la mariposa. Catalina Bárcena se entusiasma con lo que aquel joven les lee y convence a Martínez Sierra de que lo estrenen en el Teatro Eslava en la temporada siguiente. Pero esta es otra historia…

En la foto, una escena de las lágrimas de la Trini. Nos visitan desde aquel tiempo lejano Manuel Collado, Luis Peña, Catalina Bárcena, Ana de Siria, Ricardo Simó-Raso y Jesús Tordesillas.