INAEM
Cercar a les nostres bases de dades i Catàlegs
Sou a: Inici / Efemérides de teatro / Charo Soriano y Edward Albee

Efemèrides

Charo Soriano y Edward Albee

Teatro Español de Madrid, 14.5.1969
Charo Soriano y Edward Albee
El 14 de mayo de 1969, se estrenaba en el Teatro Español de Madrid 'Un delicado equilibrio'

La donación de documentos (fotografías, programas, grabaciones, recortes de prensa, libretos con sus apuntes...) que ha hecho al Centro de Documentación la actriz Charo Soriano nos ha llevado a recordar su intervención, en mayo de 1969, en el estreno de Un delicado equilibrio, una de las obras más inquietantes del dramaturgo norteamericano Edward Albee. En 2013 publicamos una nota en nuestra sección de Efemérides al hilo de los cincuenta años de ‘¿Quién teme a Virginia Woolf?’, en la que dábamos cuenta de los primeros estrenos de Albee en España.

El estreno de Un delicado equilibrio se produjo en el contexto de un ciclo de teatro contemporáneo que ofrecía el Teatro Español una vez que había dado por finalizada la temporada oficial. Este ciclo de ‘cámara y ensayo’ contaba con otros cuatro títulos: Biografía (Un juego), de Max Frich, dirigida por Adolfo Marsillach; el Teatro Negro de Praga; la compañía italiana de Domenico Modugno, que ofreció Liolá de Luigi Pirandello, dirigida por Giorgio Prosperi; y Raciofagia, obra con la que el joven autor Vicente Romero había ganado el premio Juan del Enzina, dirigida por Mario Antolín.

La obra, traducida por Antonio Gala, fue dirigida por Claudio Guerín, quien acababa de estrenar su segunda película – Los desafíos, producida por Elías Querejeta, protagonizada por Francisco Rabal y Alfredo Mayo – y que fallecería en el rodaje de su cuarta película en 1973. La escenografía fue de Jaime Queralt y el reparto estuvo integrado por Luisa Sala, Amparo Valle, Charo Soriano, Fernando Delgado, José Vivó y Pilar Muñoz. El estreno tuvo lugar el 14 de mayo de 1969.

La obra de Albee fue muy valorada por algunos críticos y despreciada por otros. Fue bastante unánime la opinión de que la puesta en escena tenía problemas, que se oía mal a algunos actores; algunos críticos consideraban demasiado televisiva la escenografía. El estreno se vio lastrado por las protestas de algunos espectadores, a los que el actor Fernando Delgado pidió silencio y que dejasen las protestas para el final de la obra, lo que provocó que esas protestas aumentasen y la representación terminase en medio de una tensión inusitada.

Con todo, encontramos en algunas críticas (Yorick, Primer Acto, Informaciones) comentarios que valoran la obra y el trabajo de algunos de los actores. Podemos recordar las palabras de Aragonés en Informaciones: “Los intérpretes entendieron bien la intensidad anímica de cuanto deben comunicar a la sala y, salvo el citado defecto de tonalidad, lograron la deseada traslación de sus emociones, desde Luisa Sala a Amparo Valle, aun cuando, dentro de una calificación media de notable, sea de justicia resaltar a Charo Soriano, Fernando Delgado y José Vivó.”

Tal vez sea una de las obras más complejas de Albee por la sutileza del elemento desestabilizador. Unos amigos de visita piden a sus anfitriones que los acepten como invitados porque una tarde, al estar solos en casa, han sentido miedo.

Podríamos decir que Albee es un autor frecuente en nuestros escenarios, con medio centenar de puestas en escena, desde la que ofreció William Layton de Historia del zoo en 1963 hasta la de ¿Quién teme a Virginia Woolf? que ha estrenado en 2018 su discípulo Fernando Sansegundo. La obra que nos ocupa, Un delicado equilibrio, ha tenido solo una reposición. Fue en 2011: una producción del Canal de Salt y el Teatre Lliure, traducida al catalán por Joan Sellent, con dirección de Mario Gas, escenografía de Juan Sanz y Miguel Ángel Coso y vestuario de Antonio Belart y un reparto integrado por Mia Esteve, Pep Ferrer, Mercè Montalà, Rosa Novell, Rosa Renom y Albert Vidal.

No podemos dejar de recomendar la película rodada en 1973 por Tony Richardson, con Katharine Hepburn, Paul Scofield, Lee Remick, Kate Reid, Joseph Cotten y Betsy Blair.

Sirva el recuerdo de este estreno para homenajear la intensa trayectoria de Charo Soriano, cuya generosidad ha enriquecido nuestro fondo de archivo con varios cientos de documentos; entre ellos, fotografías tan bellas como la que ilustra esta nota.