INAEM
Bilatu gure Datu-base eta Katalogoak
Hemen zaude: Hasiera / Efemérides de teatro / DON EMILIO THUILLIER

Efemerideak

DON EMILIO THUILLIER

Málaga, 4.8.1868
DON EMILIO THUILLIER
En 2018 se cumplen 150 años del nacimiento del célebre actor malagueño.

Se suele convenir en fechar el comienzo del teatro contemporáneo en España con los estrenos de Realidad de Benito Pérez Galdós, en 1891, y El nido ajeno, del Premio Nobel Jacinto Benavente. Se suelen mencionar, entre las obras más importantes del final del XIX y las primeras décadas del siglo XX en nuestro país, obras como Mariana, del Premio Nobel José de Echegaray. En 1892; Juan José, de Joaquín Dicenta, en 1895; En Flandes se ha puesto el sol, de Eduardo Marquina, en 1910, Malvaloca, de los hermanos Quintero, en 1912, La señorita de Trévelez, de Arniches, de 1916… Todos estos títulos ya históricos y muchos otros que en ese tiempo se contaron como grandes éxitos tienen un elemento común: tuvieron como protagonista de sus respectivos estrenos al gran actor Emilio Thuillier, nacido en Málaga el 4 de agosto de 1868.

Ese apellido, Thuillier, en el que aparece y desaparece a cada rato la última i en los documentos que han llegado a nuestros días, se debe al origen francés de su padre, hombre de negocios afincado en Málaga a mediados del siglo XIX y casado con una española. Pese a que esto significaba truncar el negocio familiar, Emilio deja Málaga al morir su padre para estudiar en el conservatorio de Madrid. Debuta en la capital, en el teatro de Novedades, en 1887, con la compañía de Alfredo Maza. Pronto pasará a la compañía del Teatro de la Comedia, a las órdenes del gran Emilio Mario, que será su maestro. En la Comedia se convertiría en el galán de moda de las últimas décadas del XIX., lo que le llevaría también a participar durante una época en la compañía de María Guerrero y Díaz de Mendoza y más tarde a formar compañía con la elegante Rosario Pino. “Discípulo de Mario, fue en su juventud en los abonos aristocráticos de la Comedia el galán preferido de las damas. Su apostura, su arrogancia, su acento, sus maneras: su porte elegante le llevaron enseguida, con el aprecio social, al puesto de primer actor, que ha mantenido durante cincuenta años.” Afirmaba ABC en el obituario publicado en ABC el 13 de julio de 1940. Thuillier había fallecido la madrugada del 12 de julio y su capilla ardiente se instaló en el Teatro Español de Madrid, junto a “su” Teatro de la Comedia y a la modesta casa donde vivía en aquel tiempo. Era lógico que el Español fuese su última morada. El 16 de abril de 1939, la compañía de Nini Montián, con Guillermo Marín como partenaire, había vuelto a abrir las puertas del Español, tras el final de la Guerra Civil, con una obra de Honorio Maura, Corazón de mujer, con la dirección de Emilio Thuillier. Thuillier había sido en la temporada 1934-35 el director de la compañía de Nini Montián y Luis Roses, actores que se habían formado con Lola Membrives, y decidieron  formar compañía en el Teatro Eslava con comedias en las que Thuillier ejercía como director de escena y se reservaba algún papel secundario.  También poco antes del comienzo de la guerra había figurado su nombre en el Español: la temporada 1935-1936 tuvo el Español un elenco de gloria, encabezado por Enrique Borrás, Ricardo Calvo y Emilio Thuiller como primeros actores y Guillermo Marín como galán joven. Se inauguró temporada en octubre con El alcalde de Zalamea, siguieron con Otello y cerraron con El trovador, de García Gutiérrez. En abril dieron paso a la compañía de Ana Adamuz. Los clásicos habían sido una parte muy importante de su trayectoria: Hamlet, Otello, Cyrano de Bergerac y en especial Falstaff.

El actor curioso que estrenó tantas obras que luego han formado parte de nuestra Historia de la Literatura Dramática fue también el descubridor de un joven comediógrafo cuya primera obra estrenó, protagonizándola junto a su esposa, Hortensia Gelabert: nos referimos a Una noche de primavera sin sueño, de Enrique Jardiel Poncela, sobre cuyo estreno ya hemos escrito en esta sección de Efemérides. No sería la única ocasión de encuentro con Jardiel. En la temporada 1934-35, con Isabelita Garcés, Mercedes Muñoz Sampedro, Adela Carboné, Rafael L. Somoza y José Orjas, estrenó en el María Isabel (Durante la república dejó la corona de Infanta) Un adulterio decente.

 

Los últimos años de su vida fueron difíciles. Pero hubo una época gloriosa en la que su compañía giraba a América cosechando un éxito tras otro. En el número diez de la revista El Arte del Teatro, (En este hipervínculo se puede ver la primera de las cinco páginas del reportaje) de agosto de 1906, encontramos esta crónica de Enrique Sá del Rey acerca de la gira de la compañía de Thuillier: se nos da noticia del elenco de la compañía, que incluyendo técnicos y criados alcanza las 35 personas; se ofrece la lista de obras en repertorio y se muestran fotografías del viaje y de los principales teatros que lo van a visitar.

 

Hoy, Emilio Thuiller (sin la i que sí encontramos, por ejemplo, en su firma) es el nombre de un teatro en Caravaca de la Cruz (fue tan grande el éxito de su compañía en 1903 que se decidió darle el nombre del gran actor) y una calle en su Málaga natal.