MCU INAEM
Cercar a les nostres bases de dades i Catàlegs
Sou a: Inici / Efemérides de teatro / Dos finales de partida

Efemèrides

Dos finales de partida

Madrid, 11.6.1958
Dos finales de partida
En la versión de 'Final de partida' dirigida por Lafleur intervinieron Carlos Ballesteros, Pablo Isasi, Roberto Llamas y Rosa Álvarez.

“Lo menos que puede decirse del teatro de Samuel Beckett es que responde a su tiempo, que es puntual. El teatro de Beckett es el teatro de hoy y esto es una garantía de inmortalidad. También fue teatro de su día el de Esquilo, el de Calderón, el de Shakespeare. Final de partida es una obra de construcción perfecta, de humor irresistible e inquietante. No me cansaría de recomendar Final de partida a todo aquel que desee ver una obra sorprendente, excitante, original, interesante, inteligente, precisa; a todo aquel que quiera ver en escena, sin concesiones, una obra diferente y profunda, ‘difícil y bella’, que ‘desconcierta y cautiva’. Los personajes de Final de partida son parientes de Prometeo, de Charlot, de K, de Segismundo. Se dice que Beckett es un autor de vanguardia y habría que cortar esa calumnia: Beckett es un clásico”.

Con esta contundencia presentaba Final de partida Luce Moreau de Arrabal, en las páginas de ABC el 11 de junio de 1958. Luce Moureau había traducido la obra para Dido Pequeño Teatro y esta era su antecrítica del estreno que iba a tener lugar aquella misma noche en el Teatro del Círculo de Bellas Artes de Madrid con la dirección escénica de Alberto González Vergel; la escenografía de Antonio Cortés y José Paredes Jardiel; y un reparto de lujo: Adela Carboné, Antonio Gandía, Luis Prendes y Manuel Díaz González. En nuestra revista Don Galán encontramos una larga entrevista a González Vergel; a partir del minuto diez, el director habla de su relación con Dido Pequeño Teatro y de la importancia de esta compañía.

El teatro de Samuel Beckett había llegado a los escenarios de España tres años antes, cuando Trino Martínez Trives y Manuel Gallego Morell estrenaron Esperando a Godot. Fue el 26 de mayo de 1955 en el Paraninfo de la Facultad de Letras de Madrid. En febrero de 1956 la presentaron en Barcelona y en marzo la repusieron en Madrid. Trino Trives había visto la obra en su estreno en Paris, en 1953. A su regreso a España en 1954 montó el grupo Pequeño teatro con la intención de dar a conocer el teatro que le interesaba: Beckett, Ionesco, Adamov… Aquella versión de Esperando a Godot se convierte en un icono en la historia de nuestro teatro, pues se publica en el número 1 de una revista que comienza su andadura en abril de 1957 y ocupa, además, la portada de aquel histórico número 1: nos referimos, claro, a Primer Acto.

Trino Martínez Trives reclama para sí también ese primer lugar en cuanto al estreno de Final de partida. En nuestra documentación solo encontramos la fecha del 23 de junio de 1958 en el Teatro Recoletos de Madrid como fecha y lugar de ese otro estreno de la obra. Se trata de una producción distinta, con versión de Trino Martínez Trives, dirección escénica de Javier Lafleur y un reparto integrado por Carlos Ballesteros, Pablo Isasi, Roberto Llamas y Rosa Álvarez. En su antecrítica publicada en Ya el 22 de junio de 1958, Trino Martínez Trives insiste en señalar que esa no era la primera función y que ellos eran los que por primera vez habían puesto Final de partida en España:

“Final de partida es farsa para unos, tragedia para otros. ¿Acaso ambas no constituyen las dos caras de la misma medalla? ¿Por qué tanta preocupación por las clasificaciones? ¿Para qué les va a servir a ‘los que no les gusta’ el que les aclaremos que es esto o aquello? Picasso le respondió a una señora que le preguntó el significado de uno de sus cuadros: ‘No es preciso entender, basta con sentir’. Algo así podríamos decir a determinado público que la representación de Final de partida deja confuso por las mil interpretaciones que le obra le sugiere. Bueno, podría decirles yo, ¿no les basta? ¿Es usted capaz de imaginar y todavía no le basta? En esto es en lo que el teatro sigue siendo un acto de comunión de valores que no podemos desdeñar. Este es el efecto mágico de esta obra, Final de partida fue representada en este mismo mes por otro grupo, no obstante ser Los Independientes los que estrenaron la obra en Madrid. Este apasionamiento por una obra y estas pequeñas intrigas por adelantarse unos a otros muestra el interés que la versión de Los independientes despertó en los rivales. De nuevo son Los independientes lo que representarán la obra en Madrid – es como si el río hubiera vuelto a su cauce – y yo me alegro porque esta versión era en España inmejorable: es decir, director e intérpretes han sido fieles al espíritu de la obra de Beckett, que es lo que parece más fácil, si no vinieran otros a probarnos que resulta ser lo difícil.”

Final de partida es hoy un clásico, como su autor. Desde aquellos estrenos de 1958, la obra ha sido objeto de una veintena de montajes, todos entre 1984 y 2010. El último montaje hasta la fecha fue el producido por el Teatro de la Abadía de Madrid, interpretado por José Luis Gómez, Lola Cordón, Ramón Pons y Susi Sánchez y dirigido por Krystian Lupa, que se puede ver en nuestra Teatroteca.

Un detalle, para quienes quieran buscar información sobre esta obra: hay dos finales de partida, efectivamente. Para encontrar toda la información sobre esta obra, hay que buscar "Fin de partida" y “Final de partida”. Beckett sonreiría.