MCU INAEM
Cercar a les nostres bases de dades i Catàlegs
Sou a: Inici / Efemérides de teatro / El príncipe durmiente

Efemèrides

El príncipe durmiente

Teatro Recoletos de Madrid, 23.5.1957
El príncipe durmiente
Mary Carrillo y Enrique Diosdado estrenaron en Madrid El príncipe durmiente, de Rattigan.

 El príncipe y la corista es una de las películas más populares de los años cincuenta. Hoy sigue siendo objeto de reposiciones en televisión en todo el mundo, debido sobre todo a su protagonista, Marilyn Monroe. La película, protagonizada por la actriz norteamericana y el célebre actor inglés Laurence Olivier, se habría de estrenar en Estados Unidos el 13 de junio de 1957. Para la obra de teatro en que estaba basada, era la cima de un camino de éxito que había comenzado con el estreno de la obra original en Londres en 1954. Era el decimoquinto estreno de su autor, Terence Rattigan, que ya había visto llevar al cine siete de sus obras y había tenido en el West End londinense éxitos memorables como El francés sin esfuerzo, El chico de los Winslow, La versión Browning, ¿Quién es Silvia? y El profundo mar azul. Rattigan completaría con El príncipe durmiente y Mesas separadas una espléndida trayectoria en los años cincuenta. El final de esa década trae otro teatro – los jóvenes airados, Pinter… - y Rattigan perdería ese lugar de privilegio. Pero hoy lo vemos en su momento de esplendor, en 1957.

Esa trayectoria de éxitos había tenido en España apenas un pequeño reflejo: en febrero de 1956, el grupo TOAR (Teatro de la Obra Atletico Recreativa) hizo una función en el Círculo Catalán de Madrid uniendo El canto del cisne, de Chejov y Los dioses miran de lejos (Así titularon La versión Browning) de Rattigan.
De modo que el estreno de El príncipe durmiente, el 23 de mayo de 1957 en el Teatro Club Recoletos de Madrid se convierte en la puerta grande para el autor británico en nuestro país. Diego Hurtado, que ya había dado un paso atrás como actor y trabajaba para los proyectos de su esposa Mary Carrillo, se había ocupado de traducir la obra; y Víctor Ruiz Iriarte había revisado la versión. La puesta en escena llevaba la firma de Manuel Benítez Sánchez-Cortés, (El joven codirector del teatro Recoletos, con Luis Escobar y Carmen Troitiño, tendrá uno de estos días una nota en esta sección).
El reparto estaba encabezado por dos de las máximas figuras del teatro español de aquellos – y de muchos – años: Mary Carrillo y Enrique Diosdado. Sobre Mary Carrillo hemos escrito en esta sección en múltiples ocasiones; por ejemplo, con motivo del estreno de Los Tarantos, en 1962; La alondra, en 1954; ¿Quién teme a Virginia Woolf?, en 1966. El príncipe era el gran actor Enrique Diosdado, a quien ya hemos mencionado en esta sección como el protagonista de Yerma en 1934, o como el Leonardo de la película Bodas de sangre en 1938 o como el Tenorio del célebre montaje de Escobar y Dalí de 1950, cuando el actor regresó a España tras catorce años de exilio. Dos actores de gran calidad que protagonizaron un buen número de obras en estos años, siempre con gran éxito. Completaban el reparto Agustín Povedano, Amelia de la Torre, Bárbara Orbis, Carmen Seco, Gracita Morales, José Luis Álvarez, José Luis Bueno, Josefina Robeda, Luisa Rodrigo, Mauricio Lapeña y Ricardo Lucia.
Desde la producción de El príncipe y la corista dirigida por Francisco Vidal en 2002, que tuvo una larga gira por toda España, el teatro de Rattigan no ha sido llevado a los escenarios de nuestro país. Sin embargo, las obras de Rattigan siguen resultando atractivas para muchos espectadores. Lo prueban adaptaciones cinematográficas como Deep blue sea en 2011, o las recientes puestas en escena en los mejores escenarios de Londres de sus obras Mesas separadas (2009), La versión Browning (2011), El chico de los Winslow (2013), El francés sin esfuerzo (2015) o El profundo mar azul, presentada en el National Theatre de Londres en mayo del pasado 2016.