MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Inicio > Efemérides de teatro > Inauguración del Corral de Almagro

Efemérides

Inauguración del Corral de Almagro

Almagro, 29.5.1954
Inauguración del Corral de Almagro
En 1954 volvieron las representaciones de teatro a este corral de comedias del siglo XVII
El 29 de mayo de 1954, a las seis y media de la tarde, se celebró la reinauguración del Corral de Comedias de Almagro. Un espacio único en el mundo, un teatro de la época de Cervantes y Lope que resucitaba, según decían las crónicas, con su estructura original, merced a la tutela de la Dirección General de Bellas Artes. Se representó La hidalga del Valle, de Calderón, por el TPU, bajo la dirección de Gustavo Pérez Puig. Asistieron autoridades del Ministerio de Educación, provinciales y locales, más los setenta componentes de las jornadas literarias de La Mancha y el público de la localidad, cerca de mil personas, que abarrotó este nuevo viejo teatro. El 1 de junio, el crítico Alfredo Marqueríe publicaba en ABC un artículo que ponía en valor el acontecimiento, esa posibilidad casi mágica de habitar uno de aquellos lugares llenos de vida que describía Agustín de Rojas en su “Viaje entretenido”, o Cervantes en la conversación de Don Quijote con los comediantes de la compañía de Angulo el Malo. Marqueríe califica de “perfecta” la labor de restauración. Entra Marqueríe en más detalles: al efectuarse la restauración, apareció una baraja completa anterior a 1700. “Bajo la cal que cubría dintel y jambas de las puertas del foro surgieron las capas superpuestas de pinturas de carácter escenográfico (...) y en uno de los aposentos o palgos la inscripción de reserva para determinada entidad ocupante...”
 
Marqueríe elogia la entrega en el trabajo de los actores y actrices de este auto de Calderón, que trabajaron de forma desiteresada y sin dormir ni descansar volvían a Madrid para seguir representando la función la tarde siguiente. Concluía Marqueríe con muchos sueños que, esta vez sí, se han cumplido felizmente: “Pueden desarrollarse en él a la perfección ciclos de teatro clásico, en el ambiente más puro y prístino que cabe concebir, para saboreo y deleite de propios y extraños.” Y avisa de que su declaración como monumento nacional auyentaría la posibilidad de que acabase siendo un cine al aire libre. Sabemos hoy que aquel corral de comedias fue el motivo de que se celebrasen jornadas de estudios sobre teatro clásico y que esas jornadas se convirtieran en uno de los festivales de Teatro más importantes de nuestro país.
 
Vale la pena recordar aquel espectáculo inaugural. Gustavo Pérez Puig había dirigido con José María Rincón – autor de la versión – La hidalga del valle, de Pedro Calderón de la Barca. Pérez Puig contó con Rafael Redondo para la escenografía y con Miguel Narros para los figurines. La música fue de Mario Medina y la coreografía de Karen Taft. El elenco de aquella función inaugural estuvo integrado por Pilar Fernández Labrador, José María de Prada, María Teresa del Río, Ángel Aranda, Ángel Menéndez Vives, Blanca Sendino, Conchita Vaquero, Elena Santonja, Antonio Forcada y Rafael Samaniego. El estreno había tenido lugar pocos días antes, el  25 de mayo de 1954 en el Teatro Español de Madrid.
 
En la realización del vestuario, Miguel Narros contó con la ayuda de un amigo que muchos años después, al recibir en 2006 el homenaje del Festival de Almagro, recordaba con emoción aquel viaje en autocar de 1954. Aquel joven se llamaba Elio Berhanyer y hoy es el decano de los diseñadores de moda españoles.

 

Buscando
Detener la búsqueda