MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Inicio > Efemérides de teatro > Ramón renace en los escenarios

Efemérides

Ramón renace en los escenarios

24.6.1963
Ramón renace en los escenarios

Las personas que siguen esta sección de Efemérides ya saben que no se suelen mencionar los fallecimientos como fechas para celebrar, de modo que entre estas notas, que se van acercando al centenar, se encuentran sobre todo recuerdos de estrenos y, en raras ocasiones, nacimientos. Por eso no mencionamos durante el pasado enero los cincuenta años de la desaparición del escritor madrileño Ramón Gómez de la Serna, que había muerto el 12 de enero en Buenos Aires, ciudad en la que vivía desde 1936, a los setenta y cinco años. Pero sí queremos aprovechar la coincidencia en la cartelera de dos obras del celebrado Ramón.

 Gómez de la Serna fue uno de los escritores más populares en España durante los años veinte y treinta, gracias a sus artículos, sus conferencias, sus novelas, sus intervenciones diarias en Unión Radio... Su actividad en el teatro, en cambio, había sido escasa y poco valorada: el estreno, en 1929, de la vanguardista Los medios seres supuso un fracaso. Su literatura había sido publicada – sus greguerías siguieron apareciendo periódicamente, primero en Arriba y más tarde en ABC - y celebrada tras la guerra, si bien él no regresó a España más que durante dos meses de 1949. Sus restos fueron traídos de regreso en 1963 y fue enterrado con todos los honores en el Panteón de hombres ilustres.

 El teatro, que, como ya hemos indicado, no había sido un territorio propicio para este autor de tanto éxito en otros géneros, le dedicó en aquel mes de junio dos homenajes. Por una parte, el 10 de junio de 1963, en el Teatro María Guerrero de Madrid, Modesto Higueras llevaba a escena La corona de hierro, con escenografía y figurines de Wolfgang Burmann y con un reparto integrado por Amelia Muñoz, Ángela María Torres, María José Collado, Olga Almonacid, Amalia Sangil, Argentina Cases, Juan Miguel Cuestas, Antonio Hurtado, Rafael Samaniego, Carlos Alberti, Javier Campos, Joaquín Dicenta y Francisco Morán. El estreno se había retrasado del día 3 al 10 de junio por luto nacional, causado por la muerte del Papa.

 Pocos días después, el 27 de junio, se hacía otro homenaje a Ramón en el mejor escenario posible: el Teatro Español Universitario presentaba su obra Escaleras en la Plaza Mayor de Madrid, con puesta en escena de Eugenio García Toledano y escenografía de Luis Gorriz y Giovanini.

 Su teatro, escaso y no fácil, no se había visto desde antes de la guerra y no se vería mucho después, aunque vale la pena destacar espectáculos estrenados en 1992, año en que la ciudad de Ramón ostentó el título de Capital Europea de la Cultura:

 Por una parte, el 10 de enero, el Centro Nacional de Nuevas Tendencias Escénicas estrenó El Lunático, con dirección de Emilio Hernández, escenografía de Gabriel Carrascal, vestuario de Helena Sanchis, música de Luis Mendo y Bernardo Fuster y un reparto integrado por Alvaro Lavín, Ana Frau, Balbino Lacosta, Clara Sanchis, Marta Dualde, Tomás Sáez, Anabel Alonso, Sandra Toral, Joaquín Climent y Jesús Prieto.

 Por otra, Ernesto Caballero ideó el espectáculo Querido Ramón, compuesto por una selección de escenas de obras de Ramón Gómez de la Serna, que se estrenó en la Feria de Teatro de Huesca el 6 de mayo La dramaturgia y la dirección de escena corrieron a cargo de Ernesto Caballero y los intérpretes fueron Susana Hernández y Alberto Jiménez.

 En la Biblioteca del Centro de Documentación Teatral se puede consultar una muy interesante publicación: el número 33 de los cuadernos de El Público, de 1988, se dedicó por entero a Ramón Gómez de la Serna.

Buscando
Detener la búsqueda