MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Efemérides de teatro / Un siglo de 'El gato montés'

Efemérides

Un siglo de 'El gato montés'

Gran Teatro de Madrid, 1.6.1917
Un siglo de 'El gato montés'
Una imagen del estreno de El gato montés en 1917

La gran efeméride de este año, los dos siglos del nacimiento de Zorrilla, nos ocultó otra fecha importante para nuestras artes escénicas: el estreno en Valencia, el 22 de febrero de 1917, de la ópera El gato montés, con libreto y música de Manuel Penella. No podíamos dejarlo pasar, así que aprovechamos que se cumple un siglo de su estreno en Madrid por la misma compañía para recordar aquel grandioso acontecimiento.

Puede sonar grandilocuente, eso de grandioso acontecimiento, pero pensemos en que estamos hablando de una obra que alcanzó una enorme popularidad; hoy, todo el mundo conoce su célebre pasodoble, identificado ineluctablemente con los espectáculos taurinos. Recordemos algunos datos, para ajustar más ese adjetivo, “grandioso”: el estreno en Madrid tuvo lugar el 1 de junio de 1917, en el Gran Teatro – hoy desaparecido, ocupaba el espacio, en la calle Marqués de la Ensenada, que hoy ocupa el Consejo General del Poder Judicial - por la compañía de la que era empresario el propio maestro Penella, llevaba en repertorio – con lo que esto podía significar en cuanto a toneladas de decorado – una veintena de obras líricas. Tenía como primeras tiples a Amparo Romo y Mercedes Melo; como tiples cómicas a Blanquita Pozas, María Fuster y María Silvestre; como característica, a Dolores Cortés; como primeros actores y directores de escena, a Vicente Mauri y Juan Martínez; como tenores, a José Sanchiz y Luis Gironella; como barítonos, a Enrique de Ghery, Manuel Rusell y Blas Lledó; los bajos Enrique Beut y Casto Gascó; los tenores cómicos Alfredo Guillén y Enrique Pascual; y los actores de carácter Emilio Stern, Ricardo Urrutia y Francisco Turrió. Los maestros directores Enrique Estela y Antonio Catalá se ocupaban de dirigir una orquesta de setenta profesores.
El gato montés contaba con cinco decorados, firmados por el escenógrafo valenciano Vicente Sánchez Lázaro. Otros dos datos que nos hablan de la espectacularidad de esta producción: una banda en escena y cien comparsas, más un coro de niños.
Desde su estreno de febrero en Valencia, la obra había girado por varias ciudades españolas, de modo que todo estaba ya ajustado y los intérpretes brillaron a plena satisfacción. La protagonista fue Amparo Romo, a la que la crítica elogió una “soberbia” actuación. La gitana que lee el destino de los enamorados fue Maiquez; Lola Cortes se ocupó del papel de característica; el barítono De Ghery fue el bandido; el bajo Beut fue el picador; el tenor Sanchiz, pletórico de facultades, fue el torero… y el propio Penella asumió la dirección musical.
La prensa describe así a Penella en el día de este estreno: “El señor Penella es ante todo y sobre todo y antes y ahora y siempre un hombre “de teatro”, con el pleno alcance que a esta clasificación se le concede en el mundo de la farándula. El señor Penella es un hombre habilísimo, que en todas sus producciones consigue encandilar al público, al “gran público”, con el cabrilleo de tópicos y lugares comunes diestramente dispuesto.”
Manuel Penella (Valencia, 1880, México, 1939) era un hombre de teatro: autor teatral, libretista, músico, director, productor… incluso, se dice, había sido payaso y torero en sus años jóvenes. Autor de unas ochenta obras, entre comedias, óperas, zarzuelas, revista… y de alguna canción que forma parte de nuestra memoria colectiva, como En tierra extraña, que hizo popular Concha Piquer y tiene que ver con la intervención de esta cantante en el estreno apoteósico en Nueva York, en los años veinte, de El gato montés. De eso, ya hablaremos otro día.
La producción más reciente en España es la estrenada en 2004 en el Teatro de la Zarzuela, con dirección escénica de José Carlos Plaza y dirección musical de Miguel Roa, que se podrá consultar en nuestra sede cuando de nuevo se abra el servicio a usuarios.
Un detalle sobre cómo se ha identificado a Penella con esta obra: Manuel Penella se casó en una de sus giras con la chilena Emma Silva Pávez. Con el tiempo, tres nietas del artista se convirtieron en actrices: Emma tomó el apellido de su abuelo; Terele tomó el apellido de su abuela y la tercera usó para su nombre artístico un guiño a aquel éxito legendario. Se trata de Elisa Montés.