MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Inicio > Efemérides de teatro > Una joven autora en el Teatro María Guerrero

Efemérides

Una joven autora en el Teatro María Guerrero

Teatro María Guerrero de Madrid, 12.3.1974
Una joven autora en el Teatro María Guerrero
Fernando Delgado y Gemma Cuervo protagonizan 'Los comuneros'
Lluisa Cunillé, Angélica Lidell, Yolanda Pallín, Laila Ripoll, Itziar Pascual, Paloma Pedrero, Margarita Sánchez, Ana Vallés, Anxeles Cuña, Elena Cánovas, Yolanda García Serrano, Carmen Resino, Beth Escudé, Carlota Subirós, Angels Aymar, Eva Hibernia, Inmaculada Alvear, Marta Butxaca, Carol López, Gracia Morales, Mar Gómez Glez, Diana de Paco, Carmen Losa, Carolina Africa, Blanca Doménech, Susana Sanchez, María Velasco, Lola Blasco, Andrea Revilla... la presencia de escritoras en las carteleras de nuestro país, en la programación de los teatros públicos, en la proyección exterior de nuestra dramaturgia, es hoy un signo normalidad. Hace cuarenta años, un estreno de una autora española viva era un hecho extraordinario, que tomaba la categoría de histórico si se trataba del Teatro Nacional. A ese lugar, el Teatro María Guerrero, llegaba en la primavera de 1974 una joven autora que se había ganado el respeto de la profesión con la madurez demostrada en las tres obras que hasta entonces había estrenado: Olvida los tambores (1970), El okapi (1972) y Usted también podrá disfrutar de ella (1973): Ana Diosdado.
 
Para hablar sobre la importacia de Ana Diosdado en la Historia de la Literatura Dramática - que fue reconocida hace muy poco, con la concesión del Premio Max de Honor 2013 – hicimos un breve recorrido por los comienzos de su carrera teatral en esta sección de Efemérides con motivo de los cuarenta años del estreno de El okapi. En aquella nota ya recomendábamos un excelente modo de conocer a esta autora: la lectura de su Teatro escogido publicado por la Asociación de Autores de Teatro que se puede consultar o solicitar en préstamo en nuestra Biblioteca.
 
Hoy queremos recordar el hito que supuso el estreno en del Teatro María Guerrero, con una gran producción, de una autora española. Más de treinta años después, Laila Ripoll recogía el relevo con Los niños perdidos, estrenada en 2005. En ese período, tan solo encontramos programada en este teatro otra obra firmada por una autora española: una pieza infantil de Luisa Simón.
 
Los comuneros se estrenó el 12 de marzo de 1974 en el Teatro María Guerrero de Madrid. La dirección corrió a cargo de José María Morera, que en aquella misma temporada había estrenado en el Teatro María Guerrero Macbett, de Ionesco, en versión de Francisco Nieva, con la Compañía Nacional Àngel Guimerá de Barcelona. Para la puesta en escena de Los comuneros, Morera contó con la escenografía de Joaquín Michavila, la música de Carmelo Bernaola y un reparto con nada menos que cuarenta y tres intérpretes: Gemma Cuervo, Irene Gutiérrez Caba, Maruja García Alonso, María Luisa Hermosa, Rosa María Ibarzábal, Eulalia Boyavacet, Carmen Gran, Josefa del Cid, Carmen Belloch, Elvira Fernández, Paquita Gómez, Felicidad Nieto, Catalina Rodríguez, Paca Samper, Fernando Delgado, Enrique Diosdado, Paco Hernández, Juan Antonio Gálvez, Antonio Orozco, Enrique Cerro, Victorico Fuertes, Juan Jesús Valverde, Manolo Andrade, Fernando Marín, José Caride, Pepe Lara, Francisco Balcells, Jesús Cracio, José Sabaté, José Palacios, José Antonio Ferrer, Ramón Arrieta, Amadeo Sans, Juan Antonio Castro, José Segura, Víctor Gabirondo, Antonio Jabalera, Joaquín Molina, Feliciano Gómez, Eugenio Navarro, Luis Sanmartín, Juan Antonio Santos y Eduardo López.
 
Un gran espectáculo que recibió una tibia respuesta de la crítica.
 
“La obra teatral de Ana Diosdado se desenvuelve, desde su primera salida – Olvida los tambores – con una rara madurez.” Decía Carlos Luis Álvarez en el comienzo de su crítica de los comuneros en Arriba, el 14 de marzo de 1974. El final de la crítica, que ha elogiado su excelencia técnica, es bastante menos halagüeño: “(...) con la máxima comprensión hacia la juventud de la autora, debo decir que le falta aún el poder necesario...” Las demás críticas van en la misma línea: excelente capacidad técnica pero demasiada juventud para un asunto tan ambicioso. Y en todas queda el aroma de una cierta condescendencia.
 
Diosdado se llegó a plantear dejar de escribir para el teatro, como confesaba en una entrevista concedida a Nuevo Diario, sintiendo que lo que se le exigía no era ni alcanzable ni justo. “Quieren que sea superman. Superwoman no – casi se puede oír su voz en esta ironía - , porque eso les caería muy mal.”. Se nota dolor en otra de las respuestas: “Hubiera preferido que no me juzgaran como William Shakespeare, sino como Ana Diosdado”. Seguramente tenía en la cabeza la crítica de Adolfo Prego en ABC:  “Ana Diosdado afronta con brío y decisión extremados una tarea que está por encima de sus fuerzas. (...) Tenemos que retroceder hasta Shkespeare para encontrar en la Historia del Teatro un autor capaz de llevar a término la reconversión de esta clase de materiales en sustancia dramática arrebatadora.”
 
En esta ocasión, las críticas publicadas en la prensa no son nuestro único referente para opinar. El Centro de Documentación Teatral guarda entre sus fondos la grabación en audio de la obra, íntegra, realizada durante la representación del 18 de abril de 1974. Los usuarios que lo deseen pueden solicitar la audición de este documento, del que se extrajo un pequeño fragmento en 2010 para nuestra publicación El Eco de las Voces: en nuestra web se puede oír la voz de Fernando Delgado, en el papel de Juan de Padilla, a quien Gemma Cuervo da la réplica en el papel de María de Padilla.
Buscando
Detener la búsqueda