INAEM
Cercar a les nostres bases de dades i Catàlegs
Sou a: Inici / La pieza del mes / Estrenos con historia. 'Madre coraje y sus hijos'

El focus

Estrenos con historia. 'Madre coraje y sus hijos'

27.9.2019 Ernesto Caballero termina su etapa de ocho años al frente del Centro Dramático Nacional dirigiendo 'Madre Coraje y sus hijos'.

Ernesto Caballero termina su etapa de ocho años al frente del Centro Dramático Nacional dirigiendo Madre Coraje y sus hijos, de Bertolt Brecht. Brecht es uno de los grandes clásicos del siglo XX, por lo que es lógico que sus obras se incluyan en las programaciones de los grandes teatros públicos. Pero se da el caso de que Caballero había puesto en escena, apenas en 2016, Galileo. Esta puesta en escena de Madre Coraje tiene, pues, un significado añadido, una muestra de la seña de identidad fundamental del director madrileño, que la ha elegido como despedida de esta etapa. No en vano, hace poco más de veinte años, en 1998, Caballero estrenó en el Teatro de la Abadía su espectáculo Brecht cumple cien años, entre cuyos textos había muchos referidos a la guerra.

Esta Madre Coraje de Caballero es la última de las doscientas cincuenta puestas en escena de textos del dramaturgo alemán estrenados en España en sesenta años. El nombre de Bertolt Brecht se susurraba entre los universitarios españoles de finales de los años cincuenta como un deseo de revolución. Entre las gentes de teatro, como una manera diferente que no podían dejar de observar. Aquel comienzo de cambio económico de 1959, que suponía una tímida apertura a los parámetros de Europa Occidental, coincidió en España con las primeras puestas en escena de obras de Bertolt Brecht (1898-1956) por parte de grupos universitarios, como la Agrupació Damática de Barcelona de Frederic Roda o el Teatro Nacional Universitario de Alberto Castilla. Los profesionales más inquietos del teatro español de aquellos años, Nuria Espert y José Tamayo, llevarían obras de Brecht a los escenarios profesionales en 1966, coincidiendo con el décimo aniversario de su muerte. Pero es de justicia reconocer que la primera gran producción de una pieza de Brecht en los teatros profesionales de nuestro país se debió al cantante Luis Aguilé. Aguilé consiguió los derechos de La ópera de los tres peniques, con texto de Brecht y música de Kurt Weill, y se reservó el papel de Mackie Navaja para lo que iba a ser su debut como actor teatral, siendo acompañado por actores tan solventes como Amparo Soler Leal y Carlos Lemos. Aquel estreno tuvo lugar en el Teatro Poliorama de Barcelona, con poca fortuna.

Como hemos escrito, en 1966 se estrenan dos importantes producciones de obras de Brecht en España: Nuria Espert estrena La buena persona de Sezuan, dirigida por Ricard Salvat, en el Romea de Barcelona el 21 de diciembre. Previamente, el 6 de octubre de 1966 en el Teatro Bellas Artes de Madrid, José Tamayo dirige Madre coraje. La versión del texto de Brecht se debe a Antonio Buero Vallejo y los arreglos de la música de Paul Dessau a José Antonio Torres. Los decorados, siempre según las directrices marcadas por los herederos de la obra, son de Sigfrido Burman; los figurines, de Vitín Cortezo. Amelia de la Torre es Madre Coraje y Berta Riaza es su hija muda, Catalina. Completan el reparto Carmen Lozano, Esperanza Grases, María Álvarez; Gabriel Llopart, Ramón Durán, Francisco Guijar, Manuel Galiana, Víctor Meras, Antonio Puga, Álvaro Fontana, Víctor Losada, Antonio P. Bayod, Antonio Morell, Francisco Carrasco, José Manuel Cervino, Antonio Adam, Manuel Otero, Antonio Ayudarte, Juan Amézaga y Miguel Vico.

Aquel primer estreno en España movió las paredes de nuestro teatro, cambió muchas cosas. Aquella noche supuso, además uno de los mayores triunfos para la veterana Amelia de la Torre y para la joven Berta Riaza. Se convirtió en un éxito de público y en enero de 1967 celebraba sus doscientas primeras funciones a teatro lleno.

Aquel montaje salió de gira de noviembre de 1968 a febrero de 1969 con muchos cambios en el reparto: Continúan Gabriel Llopart, Esperanza Grases, Manuel Galiana, María Álvarez, Antonio Puga, Francisco Carrasco, y se unen Merche Duval, Vicente Fuentes, René Sánchez, María Esperanza Navarro, José Luis Lespe, Salvador Vives, Antonio Soto, Juan Pereira, Rafael Maldonado, Francisco Acosta y Víctor Blas. Mary Carrillo sustituye a Amelia de la Torre en el papel de Madre Coraje y Amparo Pamplona a Berta Riaza en el papel de Catalina. El proyecto de realizar una “Campaña Nacional de Teatro” corresponde al Ministerio de Información y Turismo, que divide el país en tres porciones y adjudica esos territorios a las compañías Calderón de la Barca, dirigida por Gustavo Pérez Puig; Moratín, dirigida por Loperena, Marsillach y Bohr; y Lope de Vega, dirigida por Tamayo, con un repertorio que incluía La vida es sueño, Don Juan Tenorio, Divinas palabras, Madre Coraje, El tragaluz… y que visitaría más de treinta ciudades. Sí: Tamayo logra que el Ministerio de Información de España patrocine la gira de una obra de Brecht en 1968.

Veinte años después de aquel estreno de Tamayo, Madre Coraje regresa a los escenarios de la mano de Lluís Pasqual. El Centro Dramático Nacional estrena esta nueva puesta en escena el 5 de febrero de 1986 en el Teatro María Guerrero de Madrid. Pasqual cuenta con su inseparable Fabià Puigserver para la escenografía y vestuario y con otro de los pilares del Teatre Lliure para protagonizar la obra: Rosa María Sardá. Con ella, Enrique Navarro, Cesáreo Estébanez, José Antonio Gallego, Vicente Díez, Victoria Peña, Ites Menéndez, Ángel Pardo, Chema de Miguel, José Hervás, Gaspar Cano, José Luis Santos, Manuel Brieba, Sandra Toral, Pedro del Río, Francis Torres, Miguel Gredilla, Emilio Fuentes, Jorge Roelas, Manuel Alexandre, Margarita Calahorra y Carlos Hipólito.  Pasqual se planteaba esta Madre Coraje como una continuación de un discurso iniciado con su puesta de Eduardo II de Marlowe/Brecht y la posterior de Luces de Bohemia de Valle-Inclán. El estreno fue un acontecimiento, si bien algunos críticos – que elogiaron su espectacularidad - tildaron de fría la puesta en escena.

Diez años después, el 16 de octubre de 1997 en el Gran Teatro Falla de Cádiz, dentro del Festival Internacional de Teatro – en Madrid, llegaría en 1998 a la desaparecida Sala Olimpia, entonces Centro Dramático Nacional – se estrenaba una muy especial producción del Centro Andaluz de Teatro: una reescritura completa de la obra de Brecht firmada por Antonio Onetti con el título Madre caballo. La guerra de Brecht se había convertido en el mundo de la droga en Andalucía, “caminito de La Línea”. Los hijos de Madre Caballo morían víctimas de la droga que su madre vendía. La interesantísima dramaturgia de Onetti fue la materia para la puesta en escena de Emilio Hernández, con escenografía y vestuario de Vicente Palacios. La música de Paul Dessau fue sustituida por composiciones de Tomatito. Madre Caballo fue Terele Pávez en uno de los mayores trabajos como actriz de teatro. Con ella, un reparto formado por Miguel Zurita, Juan Fernández, Manuel Monteagudo, Manuel Gandásegui, Muriel Moreno, Julián Ternero, Mariano Peña, Juan Motilla, Sofía Aguilar, José Cháves, Mariano Peña e Inmaculada Pérez.

No es el único trabajo experimental que se ha hecho en España con esa pieza. En enero de 1998, la compañía vasca Vaivén presentó en Tolosa el monólogo de José Antonio Vitoria, La Coraje, interpretado por Ana Pimenta con dirección de Javier Sabadie. En marzo de 2005, la compañía el Pont flotant presentaba en Valencia What a wonderful war, espectáculo sin palabras basado en Madre Coraje. También en 2005, la compañía Karlik Danza Teatro y Teatro del Silencio coprodujeron Madre Coraje y sus hijos en el purgatorio, basada en textos de la Divina Comedia de Dante y de Bertolt Brecht, con adaptación y puesta en escena de Mauricio Celedón. Más recientemente, en enero de 2013, la compañía  La Pajarita de Papel dirigida por Rodolfo Cortizo puso en escena Madre Coraje en un espacio mínimo, la sala madrileña La puerta estrecha.

El 25 de octubre de 2001 se estrenaba en Barcelona, en la Sala Gran del Teatre Nacional de Catalunya La mare Coratge i els seus fills, con traducción de Feliu Formosa y dirección escénica de Mario Gas, que contó con su hermano Manuel para dirigir y versionar la música de Paul Dessau; con Ramon Simó para la escenografía; con Antonio Belart  para el vestuario y con un formidable reparto: Joan Anguera, Damià Barbany, Ivan Benet, Andreu Benito, Xavier Capdet, Fermí Casado, Imma Colomer, Jordi Coromina, Quim Dalmau, Josep M. Domènech, Mia Esteve, Víctor Guillén 'Bubi', Laia Marull, Ricardo Moya, Vicky Peña, Víctor Pí, Muntsa Rius, Jacob Torres, Oriol Tramvia, Artur Trias y Albert Triola. Músicos: Gonzalo Álvarez, Francesc Capella, Dioni Chico, Marc Clos, Jaume Cortadellas y Oriol Rigau.

Pérez de Olaguer elogiaba en El Periódico el trabajo de director y actores, destacando a Laia Marull como Catalina y a Vicky Peña – recordamos que había sido Catalina en la puesta de Pasqual en 1986 - como una Madre Coraje “personalísima, metiendo en una misma composición, severidad, ironía y sentido crítico. Gran trabajo.” Gas recuperaba en su montaje los diez temas de Dessau, que cantaba Peña.

El director alemán Konrad Zschiedrich, que comenzó su carrera en el Berliner Ensemble de Brecht y que desde 1986 ha dirigido una treintena de montajes en nuestro país, puso en escena Madre Coraje en noviembre de 2004 en el Teatro López Ayala de Badajoz, poniéndose al frente de la compañía Suripanta. El mismo Zschiedrich firmó la escenografía con Richard Ceiner. Integraron el reparto Marisol López, María José Mangas, Jesús Martín, Domingo Cruz, Pedro Rodríguez, Elena Sánchez, Esteban G. Ballesteros, Juan Morillo y Francisco Blanco.

El 11 de febrero de 2010, Gerardo Vera volvía a la versión de Antonio Buero Vallejo para presentar su puesta en escena de Madre Coraje en el Teatro Valle-Inclán de Madrid, sede del Centro Dramático Nacional. Vera firmó la escenografía con Ricardo Sánchez Cuerda y encargó al música a Luis Delgado y el vestuario a Alejandro Andújar. Fueron muy importantes en aquella puesta en escena la iluminación de Ion Aníbal y Juan Gómez Cornejo y la vídeoescena de Álvaro Luna. Mercè Aranega fue Madre Coraje y Malena Alterio Catalina, en un reparto que contaba con grandes veteranos como José Pedro Carrión y Walter Vidarte y un brillante elenco: Abel Vitón, Agustín Sasián, Andrés Ruiz, Carmen Conesa, Críspulo Cabezas, Fernando Soto, Gonzalo Cunill, Juan Pedro Schwartz, Maite Blasco, Mario Angulo, Paco Déniz, Paco Obregón, Roberto San Martín, Román St. Gregory, Tino Martínez, y Yuri Sidar.

Aún hemos podido disfrutar de una Madre Coraje más cercana en el tiempo: la compañía sevillana Atalaya presentó el 30 de septiembre de 2013 en Huesca, dentro de la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca, la adaptación de Madre Coraje realizada por Ricardo Iniesta, quien también firmaba la puesta en escena y la escenografía y contaba con .. Carmen Giles para el vestuario. Fueron sus intérpretes Lidia Mauduit, Raúl Vera, Jerónimo Arenal, Silvia Garzón, Manuel Asensio, María Sanz y Carmen Gallardo. La obra llegó a Madrid, a las naves del Español, en septiembre de 2015.

Cuando presentaba su puesta en escena, el director Ricardo Iniesta recordaba las palabras de Brecht: “Espero que en el siglo XXI mis obras no tengan vigencia porque nadie las entienda, especialmente Madre Coraje”. Por su parte, Ernesto Caballero terminaba aquel espectáculo Brecht cumple cien años con la voz en off de José Luis Gómez recitando el célebre poema ‘A los hombres futuros’:

“Vosotros, que surgiréis del marasmo

en el que nosotros nos hemos hundido,

cuando habléis de nuestras debilidades,

pensad también en los tiempos sombríos

de los que os habéis escapado.

Cambiábamos de país como de zapatos

a través de las guerras de clases, y nos desesperábamos

donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella.

Y, sin embargo, sabíamos

que también el odio contra la bajeza

desfigura la cara.

También la ira contra la injusticia

pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros,

que queríamos preparar el camino para la amabilidad

no pudimos ser amables.

Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos

en que el hombre sea amigo del hombre,

pensad en nosotros

con indulgencia. "

 

Sobre las imágenes: hemos seleccionado un carrusel de fotografías de los dos montajes de Tamayo, en 1966 (Gyenes) y 1968 (Beltrán); de Lluís Pasqual en  1986 (Ribas y Suárez); de Emilio Hernández en 1997 (Chicho); de Mario Gas en 2001 (Teresa Miró / web TNC); de Gerardo Vera en 2010 (Ribas y Ruano); y de Ricardo Iniesta en 2013 (Daniel Alonso). 

Hemos enlazado dos fragmentos de vídeo con la escena del entierro del general: el primer fragmento pertenece a la producción del CDN de 2010, con Juan Pedro Schwartz como El escribiente, José Pedro Carrión como El predicador, Malena Alterio como Catalina y Mercè Aranega como Madre Coraje. La escena continúa en el segundo fragmento, perteneciente a la producción del Centro Dramático Nacional de 1986, con Juan José Otegui como El predicador, Vicky Peña como Catalina y Rasa Maria Sardá como Madre Coraje.