MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / El Teatre Lliure coedita un libro de homenaje a Anna Lizarán

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en La Vanguardia , el 13.12.2014.
El Teatre Lliure coedita un libro de homenaje a Anna Lizarán

Foto: Ros Ribas (Archivo CDT)

El Teatre Lliure coedita un libro de homenaje a Anna Lizarán

El libro, con fotografías de Ros Ribas, fue presentado por Lluis Pasqual

[…] Un libro de 304 páginas profusamente ilustrado con fotografías familiares y con las que Ros Ribas fue dejando testimonio de la carrera de la actriz y que tiene como portada su inolvidable imagen con el sombrerito chaplinesco, el ancho mono y la cara tiznada en Tot esperant Godot, en la que fue dirigida por Lluís Pasqual. Pasqual fue justamente el que protagonizó ayer el acto de presentación de Anna Lizaran, coeditado por Viena edicions y el Lliure. "Lo presento yo porque como muchos de vosotros la quería", dijo Pasqual, y porque aseguró que "en este país desmemoriado" es un hecho extraordinario y poco común la publicación de un libro en homenaje a la memoria de una gran artista", señaló, y recordó que "el primer impulso fue del editor Gonzalo Canedo en el propio Hospital Clínic momentos después de la muerte de Anna". [...]

Pasqual recordó que para él Anna Lizarán, Anita, fue una gran amiga y una gran actriz con la que compartió muchos momentos de su vida. Recordó cuando aterrizaron en los Estudis Nous de teatro de Josep Montanyès y Albert Boadella, él llegando de Reus y ella de Esparreguera. Y recordó la carta que le escribió a la Lizarán cuando ella, más tarde, estaba estudiando en París en la escuela de Jacques Lecoq, "para ver si quería participar en un nuevo proyecto que se iba a llamar Teatre Lliure". Un teatro en el que protagonizaría tantas y tantas obras que, aunque, dijo, "los actores son poetas que escriben en la arena y nada más llegar una ola su trazo desaparece", han quedado inmortalizadas, recordó, gracias a Ros Ribas. Sus fotos, dijo, permiten ahondar en el misterio de cómo los grandes actores consiguen con un sólo cuerpo poner en escena "muchas almas distintas". [...] (Justo Barranco)