MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / Julio Castronuovo, uno de los grandes

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en ABC , el 22.12.2013.
Julio Castronuovo, uno de los grandes

'Pantomimas en blanco y negro' (1968). Archivo CDT

Julio Castronuovo, uno de los grandes

Julio Castronuovo nace en Argentina y en 1969 se instala en Madrid. Fue catedrático de la asignatura de Mimo y Pantomima en la Real Escuela Superior de Arte Dramático. Ha desarrollado su actividad profesional en múltiples ámbitos de la actividad teatral: actor, mimo, bailarín, profesor y director de escena. Contaba en su haber con más de 45 puestas en escena de teatro de texto, entre las que destacan los montajes de las obras de Samuel Beckett, autor al que conoció personalmente, como Esperando a Godot, Final de partida, Los días felices, No yo, Nana y, en especial, los mimodramas Acto sin palabras nº 1 y Acto sin palabras nº 2.
 
Eduardo Haro Tegglen alabó su interpretación y su dirección con motivo del estreno de este espectáculo en la Sala de Columnas del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Además ha actuado y dirigido para el teatro de mimo diversos números de pantomimas de estilo clásico, el mimodrama de Hugo Quintana El perchero y la Pantomima del Amor y del Tiempo, de Rubén Trifiró. […]
 
En 1967 llega a España y presenta su espectáculo de Pantomimas en blanco y negro en el teatro Beatriz de Madrid. A partir de entonces realiza espectáculos, cursos, conferencias y recitales de mimo en España y actuaciones en Francia, Suiza, Italia, Yugoslavia y Portugal.En 2008 publica Lecciones de Pantomima, un manual indispensable para aquellos que desean adentrarse en el arte del mimo y de la pantomima. El libro se abría con una cita de Alberto Adellach, el cual decía que el actor del mimo viene de lo más puro entre lo humano y a lo más puro se dirige con el lenguaje de una consciente ingenuidad mágica. Las páginas de este manual fueron fruto de una dedicación de cincuenta años y partían de los postulados de Etienne Decroux, maestro, como él mismo, del mimo contemporáneo. (Emeterio Díez)