INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / Kamikaze deja su teatro

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en El País , el 28.6.2018.
Kamikaze deja su teatro

Miguel del Arco (Foto: Daniel Alonso / CDT)

Kamikaze deja su teatro

La compañía, que solo ha recibido una ayuda pública de la Comunidad de Madrid, abandona el madrileño Pavón pese al éxito de público y busca una nueva sede.

“No somos sostenibles, ni lo seremos. El modelo de producción no es rentable. Abandonamos el Teatro Pavón de Madrid”. El anuncio de la compañía Kamikaze, premio Nacional de Teatro en 2017, el último entregado, cayó ayer como una bomba entre los asistentes a la presentación de la tercera temporada de este grupo de dramaturgos que hace dos años se lanzó a la gran aventura de hacer frente a un proyecto de teatro privado con vocación de público, con el acento siempre en los autores contemporáneos. Los cuatro responsables de esta hazaña, quizás el proyecto más ilusionante y esperanzador del mundo del teatro en el panorama español de los últimos años —Miguel del Arco, Israel Elejalde, Aitor Tejada y Jordi Buxó— aseguraron que, a pesar del éxito de público de esta temporada —88.000 espectadores, un 10% más que el año anterior, y las 467 representaciones en las dos salas del Pavón— la compañía no puede hacer frente a los gastos con las escasas ayudas públicas recibidas.

A los 360.000 euros anuales por el alquiler del teatro, propiedad de unos empresarios privados y situado en el centro de Madrid, hay que añadir, aseguraron, otros 140.000 euros de gastos varios de electricidad y mantenimiento de un edificio que calificaron de “desastroso”. “Este teatro no vale el dinero que pagamos por el alquiler. El deterioro del edificio es evidente. Es un centro sin dotación técnica, con goteras y en el que hemos sufrido cortes de luz”, aseguró Aitor Tejada, mientras Miguel del Arco criticaba el escaso interés de las Administraciones públicas, Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, de las que solo han recibido “palabras, palabras y palabras”. La única ayuda pública concreta que han percibido como compañía han sido 150.000 euros de la Comunidad de Madrid, de la que todavía les queda por cobrar la mitad de esta cifra. (…) El anuncio de los kamikazes, que apuntaron como solución crear una fundación, relegó a un segundo plano la programación de la temporada, que contará con grandes nombres como Jan Fabre, Pascal Rambert, Álex Rigola o Silvia Munt, entre otros. Destacan la colaboración con la escena catalana, la presencia de mujeres creadoras y el impulso al teatro documento, como Jauría, un montaje que dirigirá Miguel del Arco con las transcripciones del juicio de La Manada.

(ROCÍO GARCÍA, Madrid)