INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / La CNTC estrena 'Enrique VIII o la cisma de Inglaterra'

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en El Mundo , el 26.2.2015.
La CNTC estrena 'Enrique VIII o la cisma de Inglaterra'

La CNTC estrena 'Enrique VIII o la cisma de Inglaterra'

Estará en cartel hasta el 26 de abril en el Teatro Pavón con Peris Mencheta como el rey absolutista

[...] Enrique VIII o la cisma de Inglaterra, que la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) estrena el viernes en el Teatro Pavón (en cartel hasta el 26 de abril) con Sergio Peris- Mencheta como el rey absolutista, es en realidad otra cosa. «Se trata de una obra de juventud de Calderón, y se nota. Es una mirada de la España del siglo XVII a la Inglaterra del siglo XVI», con todo lo que ello representa, dice el director Ignacio García.

En teoría, La cisma de Inglaterra, que es el título con el que la bautizó Calderón, son tres dramas en uno. «Por una parte el teológico, con el enfrentamiento entre el catolicismo y el anglicanismo. Por otra, la ambición humana y las relaciones de poder, y con esto Calderón quería advertir a Felipe IV sobre el peligro de los lobbies. Y por último está la política, que es la que más me interesa», afirma García que resume la cuestión en dos preguntas: «¿Qué responsabilidad tiene un gobernante con sus ciudadanos? ¿Sufre un gobernante cuando destruye su país?».

Lejos de la respuesta que obtenemos hoy a estas cuestiones, Calderón siempre se contesta con una respuesta edificante. «Calderón hace que Enrique VIII se arrepienta. No es el rey vengativo y plano que escribió Shakespeare, este rey tiene inteligencia y altura porque sabe que se equivoca». Por eso Sergio Peris- Mencheta llora en el cartel de la función y en la escena final de la obra, tras la muerte de Catalina, cuando, arrepentido, nombra a su hija María (Natalia Huarte) su sucesora y escucha los reproches de su pueblo.

[...] La versión es obra de José Gabriel López Antuñano, que encontró muchas dificultades en torno a la estructura. «Había que respetar la reflexión política y poner el foco en el rey. También hubo que darle fuerza dramática a las escenas que eran demasiado dialogadas», enumera Antuñano. Y es que, debido a esta complejidad, apenas se ha representado, aunque se trata de «un texto magnífico» que necesita de una compañía y un elenco como el elegido, entre el que también destaca Emilio Gavira, que interpreta a Pasquín, un personaje inventado por Calderón. (Esther Alvarado)

De hecho, es ese bufón esotérico que interpreta los sueños del rey el que conecta las dos cortes, la inglesa y la española. Se trata, una vez más, de una crítica a Felipe IV y a su manía de consultar los astros.