INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / 'Lifting' total para el teatro Arnau a largo plazo

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en elpais.com , el 1.3.2018.
'Lifting' total para el teatro Arnau a largo plazo

'Lifting' total para el teatro Arnau a largo plazo

La decisión final de reconstrucción nace tras un proceso participativo en el que ha tenido un peso importante la plataforma Recuperem el Teatre Arnau

El nuevo Arnau tendrá luz a raudales, conservará toda la estructura de madera y los elementos que le caracterizaron como el último teatro de barraca de Barcelona y ganará un edificio anexo bautizado como el Ateneu Arnau en el que se ubicará un espacio para la memoria del Paral.lel y estará enfocado al uso y actividades de la comunidad. El teatro será un espacio escénico multidisciplinario con cabida para conciertos, representaciones de teatro, circo o danza. Hasta ahí las certezas que plasma el proyecto Boca a Boca, desarrollado por el quipo H Arquitectes que ha sido el ganador del concurso convocado por el Ayuntamiento de Barcelona al que se presentaron 22 propuestas distintas. [...]

La fecha de inicio de las obras se sitúa en el primer semestre de 2019 y tampoco se aventura un plazo de ejecución, sobre todo ante la posibilidad de que en el subsuelo se encuentren vestigios de la muralla medieval. El teatro Arnau lleva cerrado 18 años, después de una lenta agonía con cierres y aperturas y hasta una ocupación. Fue comprado por la Iglesia China en 2006 con la intención de convertirlo en un centro de culto y el Ayuntamiento lo adquirió a ésta por dos millones de euros en 2011. Desde entonces, mientras el edificio del teatro se ha ido deteriorando de forma imparable —está apuntalado y se han hecho intervenciones de urgencia en varias ocasiones —el ayuntamiento no decidía que hacer con él. No se tomó ninguna decisión en el mandato de Xavier Trias y en el de Ada Colau se pasó por momentos en los que parecía que el teatro no tenía otro remedio que ser derribado y construirlo de nueva planta —porque así lo aconsejaban informes técnicos— a la decisión final de reconstruirlo totalmente tras un proceso participativo en el que tuvo un peso importante la plataforma Recuperem el Teatre Arnau. […] Se conservará la forma de herradura y la estructura de madera combinada con el forjado “que es el alma del teatro y que es muy importante preservar porque es el último de esta tipología” […].

La intervención en el subsuelo será la mínima para las instalaciones técnicas. La propuesta ganadora prevé la apertura de grandes lucernarios tanto en la cubierta como en las naves laterales. Una entrada de luz natural buscada para dar más usos al teatro y que tenga actividad durante más horas al día. Mantendrá en el primer y segundo piso los palcos que tenía mientras que en la planta el proyecto apuesta por una plataforma única con una caja escénica que no obstaculice utilizar el resto de la superficie en función del espectáculo de que se trate. El aforo dependerá del tipo de actividad: ”si es un concierto podría tener cabida para 500 personas y si se trata de un espectáculo de teatro convencional sobre unas 300”, calculaba el arquitecto.

En realidad el edificio en el que se intervendrá más será en el Ateneu Arnau que se levantará anexo al teatro en lo que hoy es una edificación que se añadió hace años. [...] (Blanca Cia)