INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / Máscaras, títeres y scrolls de La India en Madrid

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en revistateatros.es , el 16.9.2014.
Máscaras, títeres y scrolls de La India en Madrid

Imagen: CDN

Máscaras, títeres y scrolls de La India en Madrid

Desde el 17 de septiembre hasta el 12 de octubre en el Teatro Valle-Inclán de Madrid
[...] Se inaugura en el Teatro Valle-Inclán Akhyan, una espectacular exposición de máscaras, títeres y scrolls de las tradiciones narrativas en la India que podrá disfrutarse hasta el próximo 12 de octubre. Una oportunidad única para disfrutar de tradiciones no como piezas de museo, sino como vivas y vibrantes formas de narración de historias indias en donde se da  vida a objetos y se proyectan las ideas de su creador y su esencia, a través de la narración de historias de dioses y demonios, de héroes y gente común, de amor y afecto, y del más allá. En el núcleo de la cada vez más fascinante pluralidad de la narración India, se encuentran los mundos épicos del Ramayana y el Mahabharata y los Puranas. Las leyendas y baladas regionales se suman a la riqueza de este repertorio.

Akhyan significa una narración. La exposición Akhyan explora y celebra esas tradiciones narrativas de la India que cuentan una historia a través del uso de objetos que hablan, como máscaras, títeres y scrolls (romances de ciego o cuentos ilustrados). En estas tres formas, la relación entre el narrador y el objeto que habla es de un tipo específico. Aquí la ocultación y la revelación van de la mano, creando un mundo de significados e interacciones con su propio conjunto de lógica y patrones. El artista y el objeto se convierten en uno, de manera que es muy difícil para el espectador aislar a uno (ejecutante) del otro (objeto), elevando al espectador a una nueva realidad creada por esta interacción. Esto, se intensifica más en el caso de las actuaciones con uso de máscara, en la que la cara de la artista está completamente oculta al espectador. También se intensifica en la mayoría de los espectáculos de títeres, en el que el titiritero se queda escondido detrás de una pantalla y la marioneta se convierte en el centro de la escena. En estos dos casos, el hombre da un paso atrás para crear un mundo surrealista. En el tercer caso, vemos una relación diferente, donde tanto los scrolls como el narrador se reparten el centro de atención por igual. [...]