MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Inicio > Efemérides de teatro > ¿Quién teme a Virginia Woolf?

Efemérides

¿Quién teme a Virginia Woolf?

Teatro Goya de Madrid, 15.2.1966
¿Quién teme a Virginia Woolf?
Recordamos los cincuenta años del estreno en España de la gran obra de Albee
Rescatamos una efeméride que no habíamos publicado el pasado febrero para rendir homenaje a Edward Albee. Aunque desechamos en su momento la idea de escribir una nota sobre este estreno, por no tener fotos de aquella función, regresamos hoy a los cincuenta años de su mayor éxito en España.
William Layton fue el primero en montar una obra de teatro de Albee en España: el 2 de diciembre de 1963, con un grupo de alumnos al que llamó Teatro de los jóvenes (Carlos Alberto García, Carlos Foretic, Juan Margallo, Juan Romera, María Elena Flores y María Jesús Hoyos) estrenó en el hoy desaparecido Teatro Valle-Inclán de Madrid dos piezas del dramaturgo norteamericano: La caja de arena e Historia del zoo, que se convertiría en una pieza clave en la Historia de nuestro Teatro Independiente, a través de las sucesivas y exitosas puestas en escena de Layton en TEM y TEI.
Pero en 1966, Albee iba a conocer un éxito histórico en nuestro país. El 15 de febrero de 1966 se estrenaba en el Teatro Goya de Madrid ¿Quién teme a Virginia Woolf?, con versión de José Méndez Herrera, decorados de Mampaso y dirección de José Osuna (quien contó con la colaboración de Trino Trives). Los protagonistas de la función fueron Mary Carrillo y Enrique Diosdado, apoyados por Lolita Losada y Ricardo Garrido.
Nos cuenta una crónica apresurada de ABC del 16 de febrero un par de detalles del estreno, bastante llamativos: Por una parte, nos cuenta que la obra fue “oída con respeto e interés”. Por otra, una anécdota que nos transporta a aquel patio de butacas. “En el primer acto se oyó un grito de “viva Benavente” y otro de “silencio, imbécil”.
De aquella crónica nos queda finalmente el sabor del triunfo: “El resto de la representación fue seguida en un impresionante silencio. Hubo aplausos corteses al acabar los dos primeros actos, pero al terminar el tercero se desbordó el entusiasmo en ovaciones, bravos y vítores. El telón se alzó muchísimas veces en honor del autor, traductor, director e intérpretes.”
La obra también causó una honda impresión en los críticos. “¿quién teme a Virginia Woolf?, como las antiguas tragedias no es apta para las almas pusilánimes y asustadizas ante las grandes realidades humanas –decía en Arriba García Pavón - Es para las almas fuertes, para los sinceros consigo mismos, para quienes desean de verdad ver las pupilas de la vida y no existir entre velos y gasas evanescentes”.
Llovet, en ABC, dedicaba una larga crítica a esta obra “Violenta, fervorosa, dura, cruel, irritante, admirable”. “¿Quién teme a Virginia Woolf?, de Edward Albee, es una obra que sin duda alguna produce dos horas y media de malestar, de inquietud, de cólera y de horror. Pero creo sinceramente, entre otras cosas, que este demoledor baño lustral le deja a uno a la mañana siguiente la sensación de haber asistido a una angustiada explosión de amor, tan horrible como tantas cosas muy horribles de nuestro tiempo, pero tan antigua también, tan honda, tan importante como la de Romeo y Julieta.”
Llovet nos da otras claves de aquel éxito madrileño: “A este genio hay que interpretarlo. He visto pocos triunfos como el de este decorador, este traductor, este director y estos cuatro actores. Su éxito es el de la inteligencia, la voluntad, el estudio, el esfuerzo, el talento y la aplicación”.
La obra llegaba a nuestros escenarios apenas cuatro años después de su estreno en Broadway en 1963, al que siguieron enseguida los de Londres en ese mismo año y París en 1964.
Se cuenta que Mary Carrillo (“tierna, patética, terrible, infantil, cargada de ondas de una emocionalidad tan intensa…” escribía LLovet) se convirtió, a ojos del autor, en la actriz perfecta para hacer el papel de Martha. Sin embargo, a la Carrillo – y, según cuentan, a Ingrid Bergman y Bette Davis – se impuso finalmente Elizabeth Taylor.
Nuestra Teatroteca guarda dos tesoros para quienes quieran acercarse al estudio de la obra de Albee: el montaje de Historia del zoo de 1992, interpretado por José Pedro Carrión y Chema Muñoz; y la puesta de ¿Quién teme a Virginia Woolf? de 2000, protagonizada por Nuria Espert y Adolfo Marsillach.
 
Dejamos una tentación para los lectores. El 12 de enero de 1992, el diario Ya publicaba una larga entrevista con Albee, en la que hablaba de su proyecto de aquel momento, una obra sobre Federico García Lorca. La obra se estrenó en el off-Broadway y diez años después Albee volvería sobre ella para una reescritura del texto estrenado. No tenemos constancia de que en España se haya estrenado una obra sobre Federico García Lorca escrita por Edward Albee. Por si alguien busca ideas…
 

(La fotografía que ilustra esta nota es una trampa. No poseemos fotografías de la función, de modo que hemos tomado una con los mismos protagonistas, Carrillo y Diosdado, en la obra Recién llegada, de Keith Winter.) 

Buscando
Detener la búsqueda