MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Inicio > Efemérides de teatro > Rambal y Drácula llenan el verano de Madrid

Efemérides

Rambal y Drácula llenan el verano de Madrid

15.7.1943
Rambal y Drácula llenan el verano de Madrid

 Hace algunas semanas, mencionábamos estrenos de 1923 y de 1963 para recordar una antigua costumbre, la de relacionar estas semanas de calor con la comedia. Son tiempos de obras ligeras, de teatros cerrados y, en las últimas décadas, de festivales donde priman las funciones al aire libre. Pero también hay excepciones que ponen a prueba la regla. Por ejemplo, hace setenta años, dos teatros de Madrid y Barcelona se llenaban para ver un espectáculo de terror y uno de los dramas más influyentes del siglo XX. En esta nota nos ocuparemos del espectáculo que llenaba el Fontalba.

Llenar el Fontalba no era cualquier cosa: aquel teatro de la Gran Vía de Madrid – estaba a la altura del número 30 – tenía 1400 localidades y necesitaba espectáculos de gran tirón popular; como el que lo llenaba en aquellos días de verano de 1943: nada menos que Drácula y nada menos que Rambal. El nombre de Enrique Rambal (Utiel, Valencia, 1889 – Valencia, 1956) puede no ser familiar para muchos espectadores de hoy. Se trata de un personaje en el que la palabra extraordinario toma forma de definición exacta.

A la espera del libro de la investigadora Francisca Ferrer Gimeno que verá la luz el próximo otoño, basado en la tesis que leyó en 2008 “Enrique Rambal, el teatro de melodrama, los trucos escénicos y la evolución de escena de medio siglo XX”, un artículo del profesor Andrés Amorós puede ofrecernos algunas pinceladas sobre esta muy especial figura del Teatro español del siglo XX. Amorós deja en cuatro pinceladas un retrato sorprendente y fascinante: “Los estudios sobre Rambal ofrecen datos concretos de sus éxitos: en Sevilla le llevan a hombros hasta el hotel; en Madrid, su temporada dura tres años sin interrupción; El mártir del Calvario alcanzó más de cinco mil representaciones. (...)En América se hizo millonario pero se peleó con su compañía y fletó un barco para él solo, desde Valparaíso al Perú. (...)Su compañía incluía más de 80 actores, 20 toneladas de equipaje, un equipo de técnicos, un sastre francés, unos enormes talleres propios en Valencia... Un solo ejemplo: en Miguel Strogoff aparecían en escena 175 personajes.”

Acerca de este Drácula que llegaba a Madrid en pleno verano, estrenado en Valencia en 1942, se puede consultar un amplio y brillante artículo de Ferrer Gimeno, lleno de detalles sorprendentes, que se publicó en la desaparecida revista Stycomithia, de la Universidad de Valencia.

Nuestro portal teatro.es ofrecerá pronto mucha información sobre Rambal, en la edición de Documentos para la Historia del Teatro español sobre el año 1941, en el que se dedica un espacio a los veinticinco años de Rambal en la profesión.

Como dice el profesor Amorós en el inicio de su artículo, “Para entender la realidad de nuestro teatro, en el siglo XX, no podemos limitarnos al nivel de actrices como la Guerrero o la Xirgu: habrá que estudiar también a Loreto Prado, Casimiro Ortas, Valeriano León... o Enrique Rambal.” Por cierto: la caricatura, de Garcíagil, en El Alcazar del 7 de julio de 1943:Luis Bellido, María Vila, Enrique Rambal, Pío Daví, Julio Gorostegui y, en el círculo, Manuel Soriano.


 

Buscando
Detener la búsqueda