MCU INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Efemérides de teatro / Te espero en Eslava

Efemérides

Te espero en Eslava

Teatro Eslava de Madrid, 20.12.1957
Te espero en Eslava
En 1957, Luis Escobar recuperaba el teatro Eslava como espacio para el teatro de arte y los grandes espectáculos musicales.

El 5 de mayo de 1957, el Teatro Eslava de Madrid había inaugurado una nueva etapa de su historia con el estreno de una Celestina protagonizada por Irene López Heredia y dirigida por Luis Escobar. Era el comienzo ante el público de un proyecto que llevaba dos años fraguándose. En la edición de 2017 de nuestra serie Figuras, recuperamos la voz y la figura de Luis Escobar en una entrevista de 1984:

“La decisión fue mía; y luego vinieron algunos amigos héroes, que fueron Gonzalo Figueroa, Duque de las Torres, y el arquitecto Mariano Garrigues, a quien llamamos como arquitecto, pero que quiso entrar también en la aventura. Emprendí la compra en el año 54, pero no lo conseguí abrir hasta el 57. El Teatro Eslava estaba cerrado de oficio por la comisión de espectáculos porque no daba más que al callejón de San Ginés y consideraban que esto era peligroso en caso de incendio y yo no estoy conforme, con que la gente saliera por el callejón de San Ginés desemboca en el teatro divinamente, pero en fin, estaba cerrado por esta comisión y no había manera de abrirlo sin abrirle otra puerta a otra calle. La única calle posible alrededor era la calle Arenal, y entonces tomé una tienda, primero en alquiler y luego la compramos, una tienda que estaba colindante con el Eslava y que daba a la calle Arenal, que había sido una tienda de La Camerana y de ahí dimos el paso al Eslava y el teatro Eslava fue entonces un teatro muy importante y muy bonito.”

Aquella Celestina fue un gran éxito que se mantuvo en cartel hasta diciembre. La sustituyó el estreno de una nueva revista: el 20 de diciembre de 1957 se confirmaba esta nueva etapa del Teatro Eslava de Madrid con el espectáculo Te espero en Eslava ideado y dirigido por Luis Escobar.

¿Qué fue Te espero en Eslava? “Es un jubiloso tributo al viejo teatro resucitado. Es como si contáramos la vida y hazañas de un ilustre anciano a quien le hubieran asegurado milagrosamente una nueva y prometedora juventud. (…) No he pretendido una resurrección exacta de las obras o números que componen esta “Historia del Eslava”, una resurrección de la carne; se ha tratado de resucitarlas idealmente, o sea tal como las imaginamos desde hoy.” Esto afirmaba Escobar, que firmaba el libreto y la dirección, en las páginas de ABC del día del estreno.

Un reparto de cincuenta artistas encabezado por Nati Mistral y Toni Leblanc, con la colaboración especial de la veterana Pastora Imperio y la presentación de una jovencísima Vicky Lagos; las tiples María Rosa Encinas, Estrella Alsina y Celia Llanos; las actrices Laly Soldevilla y Hebe Donay; el Ballet de Karen Taff; el tenor Juan del Juan; el barítono Juan Tolmos; Agustín Velázquez, bailarín, y una joven bailarina de dieciséis años que debutaba en los escenarios: se llamaba María Luisa Merlo, era hija del actor Ismael Merlo y estaba llamada a convertirse en una de las figuras del teatro español de las décadas siguientes. La dirección musical correspondía al maestro Moraleda, con la colaboración de Álvarez Cantos y Rivera; los decorados fueron de Burgos, quien también participó en el diseño de vestuario junto a Ana de Pombo, Cortezo, Viudes y Anchoriz. Esta nómina nos da ya una idea de la importancia que en el espectáculo tenían los cambios de vestuario.

Con este Te espero en Eslava, Escobar recobraba el espíritu de los tiempos de Gregorio Martínez Sierra: teatro de arte y espectáculos musicales de gran lujo. El Eslava se inauguró en 1871 y ha tenido muchas vidas. En la actual, que no será la última, se llama Joy Eslava y es una discoteca. En su escenario se han visto revistas sicalípticas y teatro de arte, a lo largo de más de un siglo. Lo hemos mencionado en esta sección de Efemérides, debido, sobre todo, a la labor de esos dos imprescindibles hombres de teatro del siglo XX: Gregorio Martínez Sierra y Luis Escobar. Hemos mencionado en nuestras notas hitos como el estreno en 1920 de El Maleficio de la mariposa de Federico García Lorca y, en ese mismo año, de la presentación en España de Pygmalion, de Bernard Shaw; o el primer estreno de Barrie en España, Alicia sienta la cabeza, en 1929, siempre en aquel proyecto de teatro de Arte que Martínez Sierra capitaneó con Catalina Bárcena como protagonista; más la presentación de Celia Gámez con lujosos espectáculos de revista en el verano de 1927. Sobre ese modelo encontramos el proyecto de Luis Escobar: ya hemos mencionado en estas páginas los estrenos de Yerma, de Federico García Lorca, en 1960; el éxito de Arturo Fernández en el estreno de ‘Un hombre y una mujer’, escrita y dirigida por Escobar el 28 de noviembre de 1961; o el de Las salvajes en Puente San Gil de 1963, siempre bajo la dirección de Luis Escobar. Seguro que este Te espero en Eslava no será la última ocasión en que nos encontremos a las puertas de este precioso teatro de la calle Arenal de Madrid.