INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / La OBC y Àlex Ollé llevan al éxtasis al público japonés con una 'Turandot' colosal

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en La Vanguardia , el 23.7.2019.
La OBC y Àlex Ollé llevan al éxtasis al público japonés con una 'Turandot' colosal

'Turandot'. (Imagen: New National Theatre Tokyo)

La OBC y Àlex Ollé llevan al éxtasis al público japonés con una 'Turandot' colosal

Hay una ortodoxia en el trabajo de Alex Ollé al frente de la dirección de escena que entronca con el talante nipón: es íntimo, detallista, contenido, y a la vez está siempre listo para el desgarro.

Marciel Chavarría (Tokio Enviada especial)

Hay una ortodoxia en el trabajo de Alex Ollé al frente de la dirección de escena que entronca con el talante nipón: es íntimo, detallista, contenido, y a la vez está siempre listo para el desgarro. Y luego está su lado deudor de La Fura dels Baus, ese imaginario heterodoxo de mundos pesantes y poderes que se ciernen sobre las masas oprimidas... en óperas que no suelen acabar bien. De nuevo algo en común con la cultura japonesa. "Me convence el final distinto de esta Turandot, con la protagonista suicidándose en el último momento. Coincido con la idea del director de escena, pues Turandot y Calaf no pueden acabar siendo felices después de lo que ha sucedido". Lo dice una señora en kimono -a la pregunta de qué le ha parecido- que avanza con las amigas por los pasillos del New National Theatre de Tokio, ese equipamiento gigantesco que levantó hace dos décadas el arquitecto Takaniko Yanagisawa y que constituye el primer y principal centro de artes escénicas de la metrópoli. Hasta hoy (por antes de ayer) este espacio acoge el sonado estreno de Turandot, la última e inacabada ópera de Puccini con la que Tokio 2020 abre su olimpiada cultural en coproducción con el teatro Bunka Kaikan, de la metrópoli.

El atractivo, aparte de la partitura, es la ocasión que brinda el título de lucir talento catalán, pues se da la circunstancia de que Kazushi Ono (Tokio, 1960), titular de la Orquestra Simfònica de Barcelona Nacional de Catalunya (OBC), es también desde el pasado septiembre director artístico de la sección operística de este centro. Pero esta apreciación es muy otra cuando se observa desde la perspectiva del público japonés. ¿Es el talento catalán que se luce o es el interés de la gente en Japón por conocer el trabajo de un gran director escena y una gran orquesta? Al fin y al cabo, es la orquesta que dirige el apreciado maestro Ono. […]

"El nivel es muy elevado -comenta un señor-, y la orquesta me ha gustado. Me gusta la clásica y había podido escuchar a la OBC. Me ha impresionado. Supongo que uno tiene la imagen de Barcelona como una ciudad alegre y con playa, pero claro, Turandot es una historia triste, un contraste que me ha gustado. Como me ha gustado que el escenógrafo, también de Barcelona, ¿verdad?, haya utilizado el negro, que representa la tristeza de protagonistas". Efectivamente, Ono se ha traído a 93 músicos desde Barcelona -aquí se le han añadido otros 13- para un total de once funciones de Turandot, de las que siete han sido en Tokio con completos sold out y las restantes serán en Otsu y Sapporo. El resultado ha sido rutilante, con un dominio de la pieza y de sus sutilezas y sus momentos álgidos que ha elevado el espíritu del maestro. El público ha dedicado ovaciones, bravos y largos minutos de aplausos en cada ocasión. Y no tanto al reparto, que también, como al coro, formado por el residente en este teatro de Tokio y por las mejores voces de otros coros de la ciudad. Y también a la orquesta. Iréne Theorin -ojo, la Turandot que inaugurará la próxima temporada en el Liceu- dio cuenta de sus virtudes vocales  y de su intenso acting pero se diría que no pasa por su mejor momento pucciniano. […]

"Esta reacción del público no es usual en Japón, suelen ser más sosegados y discretos, pero aquí los ves que su cuerpo se levanta de la silla de emoción", explica Ono. "Es maravilloso". […]

Hay muchos Tokios en esta Setmana Catalana a Tokio, como la bautiza la consellera Maria Angela Vilallonga, que ayer aterrizó en la ciudad justo a tiempo para asistir a la ópera. "Ahora hace falta estrechar vínculos traduciendo más autores japoneses al catalán y viceversa", dijo. […]