INAEM
Buscar en nuestras Bases de datos y Catálogos
Usted está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / Nuria Espert emociona a España con su discurso en la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en abc.es , el 21.10.2016.
Nuria Espert emociona a España con su discurso en la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias

Foto: www.teatroabadia.com

Nuria Espert emociona a España con su discurso en la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias

Recitando 'Doña Rosita', la veterana actriz ha rememorado la soledad de la solterona de Lorca

La gran dama del teatro español Nuria Espert ha resaltado este viernes en la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias su relación de pasión y entrega que, durante su dilatada carrera como actriz, ha mantenido con esa «bellísima profesión» que es el teatro.

La actriz ha resuelto su agradecimiento por el galardón concedido premiando a los asistentes a la ceremonia con sendos textos de dos clásicos que son también contemporáneos, Federico García Lorca y William Shakespeare, «dos genios» del teatro.
Recitando Doña Rosita, la veterana actriz ha rememorado la soledad de la solterona de Lorca que clamaba por la libertad de la mujer, pero con la esperanza muerta por el hombre amado.
Entre los aplausos de un auditorio entregado a la actriz, ha continuado con el Rey Lear y, recitando en catalán al dramaturgo inglés, ha reivindicado la figura de aquellos desamparados que viven el día a día una situación invivible como en la que se encontraba el legendario soberano de Bretaña. [...]
«El teatro se apoderó de mí a los 13 años. Me eligió. Al principio, suavemente, pero en tres, cuatro años se había convertido en dueño absoluto de mi vida, de mis deseos, de mis sueños. Cada vez con más fuerza, con más exigencia», ha subrayado.
Espert ha añadido que la escena hizo de ella «una persona apasionada, ambiciosa y tan entregada» que consiguió que no pudiera ser ella misma más que en el escenario, «más que transformada en otra persona, no un personaje, una persona».
                                                      
 
Enlace al discurso de Nuria Espert: